Estado actual

Situación:05_PG_estado acutal_situación

El pueblo de Esco se encuentra en la comunidad autónoma de Aragón en la región de Jacetania, junto al límite con la comunidad foral de Navarra.
Esco se encuentra delimitado por el pantano de Yesa y la sierra del Roncal. Las poblaciones más cercanas son Sigüés siguiendo la carretera hacia el este y Tiermas hacia el oeste. Tanto Esco como Tiermas forman parte del término municipal de Sigüés.
Esco, por su localización es un pueblo singular, por la presencia del núcleo construido que corona el cerro del Calvario y domina toda la panorámica desde su posición privilegiada. El atractivo visual y la presencia que le otorga su situación lo convierten en un atractivo muy importante para la zona.
El paso del Camino de Santiago, que originalmente pasaba por Esco (con el abandono del pueblo se desvió el Camino de Santiago por la parte sur del embalse. Actualmente se han realizado señalizaciones con la intención de recuperar el paso del Camino por la orilla norte pasando por Esco) es un elemento que le otorga una gran oportunidad de ser un pueblo visitado y ciertamente un flujo continuo de visitantes paran a pasear entre los muros en ruinas preguntándose porqué se encuentra un lugar con tanto encanto en semejante estado de degradación y abandono. Los campos de cultivo, a pesar de ser escasos, los bosques y el pantano conforman un paraje muy favorable en el que vivir.

 La historia y el valor de los muros

Los primeros asentamientos en el territorio de Esco se remontan a la edad de Bronce, aunque no fué hasta  los s.I y IV, en época romana cuando se constituye el pueblo de Esco. Des del siglo X hasta finales del s. XIV la población vive sucesivos cambios de propiedad entre monarcas y constantes disputas entre los territorios Navarro y Aragonés.

En consecuencia a estas disputas de dominio de territorio, Esco fue arrasada en el S.XIV, época en la que el pueblo quedó totalmente destruido. Frente a la desolación de un pueblo derrumbado, sus habitantes renunciaron abandonar el pueblo e iniciaron la reconstrucción de todas sus casas.

Posiblemente los muros que se levantaron en dicha reconstrucción se mantuvieron y perduraron hasta el 1958. Fecha que la red  Hidroeléctrica del Estado y  la CHE (Confederación Hidrográfica del Ebro) expropiaron los terrenos de cultivo que iban a ser inundados para construir el actual pantano de Yesa. En consecuencia se produjeron numerosas expropiaciones forzosas de las casas de sus habitantes que se vieron forzados a vender sus hogares al haber perdido su medio de subsistencia el trabajo de la tierra. A partir de ese año, poco a poco todos los habitantes fueron marchándose, provocando un abandono progresivo de las casas hasta encontrarlas en el estado de ruina  y declive actual.

 

Descripción del entorno:06_PG_decripcion del entorno

Asociación Pro reconstrucción Esco
Los objetivos principales de los más de cuarenta escotanos de la asociación son la recuperación y reconstrucción del pueblo de Esco para que vuelva a ser habitado en un futuro próximo.
Los objetivos y valores de recuperación de la Asociación son:
– mantener la ubicación y estructura arquitectónica de las antiguas casas
– mantener la relación con el paisaje
– recuperar las costumbres y tradiciones del pueblo
– preservar la actividad agricola-ganadera de la zona la cual generaba la actividad económica en su pasado.
Hasta el día de hoy son varias las actuaciones que han realizado:
– la rehabilitación de la pequeña ermita de la Virgen de las Viñas que se encuentra fuera del núcleo urbano
– la reconstrucción del Camposanto, actual cementerio
– estudio técnico para la rehabilitación de la muralla que soporta la iglesia de San Miguel
– publicaciones periódica de un Heraldo

 

Plano de emplazamiento 1:100007_PG_estado actual_plano 1000

El valor de los muros de piedra se múltiple, mantiene viva la carga histórica del pasado de Esco, entendiendo que mientras existan sus ruinas el pueblo aun sigue estando un poco vivo, porque guarda entre las juntas de cada piedra la memoria de los tiempos en que corrían los niños, cantaban los gallos y sonaban las campanas de la iglesia. Y por otro lado, porque son estos muros los que dibujan la forma urbana, caracterizan la esencia del pueblo y hacen vislumbrar la atractiva singularidad que seduce al que des de la lejanía avista ese montón de muros destartalados a lo alto de un pequeño cerro de panorámica privilegiada.
Además de la importancia histórica y estética, el punto de vista de la organización y distribución a nivel urbano de las construcciones añade importancia a las trazas de los muros existentes. La lectura de las ruinas, nos demuestra la lógica, el sentido y sensibilidad con el que se construyeron la mayoría de las construcciones que conforman la estructura de las calles y que siguiendo el buen hacer de sus constructores se orientaron en su gran mayoría de las mejores formas hacia la luz y las vistas a la vez que minimizaban los movimientos de tierras adaptándose a las trazas sinuosas que marcaban las distintas pendientes del terreno. La orientación y la posición altiva y defensiva de la Iglesia, se muestra como el hito que define la identidad del pueblo des de la lejanía. Junto a la iglesia destaca la ordenación de las tres calles que conforman el pueblo (Calle Alta, Calle Media, Valle Baja, que dividían Barrio Alto y Barrio Bajo), paralelas a la curvas de nivel del monte, a lo largo de las cuales se agolpan las casas, permitiendo que estas se sitúen escalonadas resultando por tanto unas construcciones con cualidades semejantes. Las casas en su mayoría orientadas a sur oeste debían de gozar de excelentes vistas al llano donde hoy se encuentra el pantano, de un buen asoleo y por el tamaño y cantidad de aberturas posiblemente también una buena ventilación.
Planta de estado actual:08_PG_estado actual 1_250

Releyendo Esco: 09_PG_releyendo Esco

“las cosas del pasado no son más de quien las ha hecho, ni nosotros, son propiedad ligada al mundo que los ha realizado, a las personas que lo han desarrollado, nosotros no tenemos ningún derecho sobre ellas, no podemos manipularlos a nuestro placer, o alterarlos, podemos guardarlos con un gesto reverente, que les han dejado como instrumento del saber, del conocimiento y de la experiencia” J.Ruskin

La propuesta de recuperación nace del elogio a las ruinas, valorando su carga histórica, su valor estético, y la estructura o forma urbana del pueblo.

De esa lectura planteamos una recuperación que se aleja de una línea Violetiana, (Viollet le Duc, la cual seguiría una reconstrucción que buscase la forma original del pueblo). Más bien nos aceramos una recuperación ruskiniana, entendiendo los muros actuales como el palimpsesto de la historia del pueblo, y por lo tanto estos se deberían conservar tal y como han perdurado hasta el día de hoy en la medida de lo posible o en todo caso no hacer desaparecer los signos del paso del tiempo, o dicho de otro modo adaptando lo nuevo sobre lo antiguo sin desvanecer la línea que los separa.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s